Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Autores / Heimito von Doderer

Heimito von Doderer

Heimito von Doderer (1896-1966) nació en Viena en el seno de una acomodada familia de arquitectos, circunstancia que influyó enormemente en su estilo literario. Rompiendo con la tradición familiar, inicia en 1914 estudios de derecho en la Universidad de Viena. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial se ve obligado a enrolarse y cae prisionero en la campaña contra Rusia. Tras la revolución rusa recorre a pie las estepas de Siberia y regresa a Viena en 1920. A los veinticuatro años emprende la carrera de historia y psicología, aunque para entonces ya ha descubierto su verdadera vocación de escritor, profesión en la que debuta con algunos ensayos líricos y su primera novela, La brecha (1924). En 1933, por intereses más laborales que ideológicos, Doderer se adhiere a la rama austríaca del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores, aunque en 1936 comenzará a alejarse gradualmente de su influencia y corriente de pensamiento. En 1938, afincado en Baviera, logra publicar Un asesinato que comete cualquiera, pero poco después, a finales de 1940, es llamado a filas como oficial de caballería. Durante la Segunda Guerra Mundial es destacado en numerosas y variadas ciudades europeas hasta que, al acabar la contienda, cae prisionero de los ingleses. En 1945 es liberado y regresa a Austria para encontrarse con la prohibición de publicar sus obras debido a sus escarceos con el nacionalsocialismo. A sus cincuenta y dos años es un escritor vetado y desconocido que se ve obligado a encontrar un medio para ganarse la vida, lo cual consigue tras estudiar biblioteconomía. Finalmente, en 1951, consigue publicar Las escaleras de Strudl hof. De pronto surge Doderer en el mundo de las letras germanas como el perfecto desconocido, y rápidamente conquista una casi unánime admiración y reconocimiento de la crítica literaria. A esta obra le siguen Los demonios (1956) y Las trompetas de Jericó (1958). En los años 1962 y 1963 escribe sus últimas novelas: Los merovingios y Novela número 7, de la que tan solo se publicó su primera parte bajo el título Las cascadas de Slunj. En 1956 ingresó como miembro numerario en la academia de Bellas Artes de Berlín, y en 1957 se le otorgó el Premio Nacional de Austria. Fue, además, miembro de otras academias e instituciones como la Academia de Lengua y Literatura de Darmstadt y el instituto de Investigaciones Históricas de Austria. Murió en Viena el 23 de diciembre de 1966.

Obras de este Autor 1 obra

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Finalizar

Compra rápido y seguro

Papyre en Facebook