Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Autores / Enrique de Villena

Enrique de Villena

Enrique de Aragón, Maestre de Calatrava (Torralba de Cuenca, 1384 - Madrid, 1434). Don Enrique de Villena, más conocido como el nigromántico. Nacido en 1384 dentro de la casa Trastámara, hijo del señor de Villena (considerado a veces, marqués de Villena, aunque el primer marqués de Villena fue Juan Pacheco, en 1445), nieto bastardo de Enrique II de Castilla por parte de madre, miembro de la casa de Aragón por vía paterna, quedó huérfano a temprana edad. Su padre murió en la Batalla de Aljubarrota (1385) y Enrique fue despojado del título en 1398. Quedándose a cargo su abuelo, vivió en su infancia en la corte de Enrique II, que lo crió, y luego en la de Enrique III. Era un hombre de profundos conocimientos y vasta erudición. Aunque muchos siguen recordándolo como marqués, la realidad es que Enrique de Villena fue uno de tantos miembros de la nobleza que vivió en Castilla, sin título alguno, o simplemente honorífico. Su parentesco con los reyes de Castilla y de Aragón pudo influir en el matrimonio con María de Albornoz, señora de numerosas villas. Pero la pareja duró poco, quizá porque el rey Enrique III se interesó más de lo debido en la mujer y buscó la forma legal de romper el matrimonio, haciendo a Enrique Gran Maestre de Calatrava, cargo que obligaba a la soltería. En cualquier caso, la unión se anuló después de que Enrique de Villena se declarara impotente. Tanto su matrimonio como su nulidad fueron consecuencia de la conveniencia, ya que se conocen algunos escarceos con damas de la nobleza, y es reconocida como hija suya Isabel de Villena. Enrique III le concedió el grado de maestre de la Orden de Calatrava. Aunque este nombramiento fue más por el interés de la corona en acercar el poder de la orden a la corona, no es de extrañar que Enrique de Villena deseara entrar para adquirir nuevos conocimientos, tanto en astronomía como en teología y medicina. Debido al carácter político de su nombramiento y a los cambios del momento, al final de 1406 muchos de los freires reunidos en Calatrava eligieron a don Luis González de Guzmán, y muerto el monarca protector de Villena, todos negaron obediencia a éste, anulando su elección el Císter, y eligiendo a su rival. Después de una competencia larga, éste ocupó su lugar en 1415. Enrique de Villena estuvo en Zaragoza presente en la coronación de Fernando de Aragón en 1414, retirándose a Valencia hasta 1417 y, consciente de su ineptitud para la guerra o la vida política, se dedicará a la literatura. Murió de fiebre en Madrid en diciembre de 1434.

Obras de este Autor 2 obras

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Finalizar

Compra rápido y seguro

Papyre en Facebook