Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Autores / José Rizal

José Rizal

"Dr. José Protasio Rizal-Mercado y Alonso-Realonda (Calambá, 19 de junio de 1861 – Manila, 30 de diciembre de 1896) fue un médico, escritor y héroe nacional filipino.Séptimo de los once hijos de Francisco Rizal-Mercado y Teodora Alonso, prósperos campesinos de la ciudad de Calambá, en la Provincia de Laguna. Es mestizo de ascendencia malaya, china, y española. Por parte china descendía Domingo Lam-co, un mercader llegado a Filipinas desde Amoy, China, a finales del siglo XVII. Lam-co se casó con Inés de la Rosa, mestiza de ascendencia china y malaya. La madre de Rizal, Teodora, era bisnieta de Lam-co e hija de un mestizo malayo-español. En 1849 el Gobernador General Narciso Clavería publica un edicto disponiendo que la población indígena adoptase apellidos españoles o de resonancia española. La norma, de carácter administrativo, se daba a efectos de censo civil, catastro, servicio, política fiscal, etc. Lam-co, cual comerciante que era, escogió el apellido ""Mercado"" para indicar su profesión. Tal fue el apellido que emplearía Rizal hasta su ingreso en el Ateneo Municipal de Manila, institución jesuita (hoy Universidad Ateneo de Manila) donde prosiguió sus estudios de grado medio. Poco tardaría el joven estudiante, maduro y con especial nivel de conciencia, en arriesgarse políticamente al criticar con clara valentía el deficiente y teocrático gobierno colonial español. Por entonces, su hermano mayor Paciano le exhorta a cambiar su apellido por ""Rizal,"" derive del palabra ""ricial"". Educación Conocido como ""Pepe"" por sus padres, hermanos, y parientes, Rizal comenzó a ser instruido por su madre. Era un niño lleno de curiosidad acerca de cuanto veía. Estaba junto a su madre una noche y observó una mariposilla que, volando en torno a una vela, acabaría por quemarse. La madre aprovechó entonces el ejemplo para advertirle al niño lo que podría sucederle a uno si se dejaba cegar por el exceso de sabiduría. Tras recibir en 1877 su título de Bachiller en Artes por el Ateneo Municipal de Manila, Rizal continuó su educación en la misma institución con vistas a obtener el grado de topógrafo, agrimensor y asesor de propiedad fundiaria. Fue en la Universidad de Santo Tomás, gestionada por la orden dominica, donde inició su carrera en ""Filosofía y Letras,"" en la que confluyen Filosofía, Literatura, Latín y Humanidades. Cuando supo que su madre se estaba quedando ciega, se inclinó por el estudio de la Oftalmología, comenzando sus cursos de medicina general en la citada institución dominica. A fin de cursar la ansiada especialidad, dejó Filipinas para estudiar en Europa, con la fuerte oposición de su padre. Su primer destino fue Madrid, en cuya Universidad Central de Madrid convalidó asignaturas de su universidad filipina, tanto de medicina como de filosofía y letras, y acabó graduándose cum laude. Después, trabajó por unos meses como asistente de oftalmólogo en una clínica de París, y después se fue para Heidelberg, Alemania donde trabajó como oftalmólogo. Legado Al parecer, la lealtad de Rizal para España no tenía entonces fisuras. Rizal, lejos de ser un revolucionario, era un joven de clase burguesa que más bien ansiaba reformas administrativas para Filipinas, entre ellas la equiparación del archipiélago a provincia española de pleno derecho, con el correspondiente fin del estatuto colonial y, sobre todo, de la sofocante tutela que las órdenes religiosas ejercían sobre la vida social del país, impidiendo modernización y progreso. En Madrid, como líder del movimiento de estudiantes filipinos en España que hacían propaganda para que Filipinas fuese conocida y respetada en sus reivindicaciones, Rizal contribuyó con artículos para el quincenal La Solidaridad, editado por algunos de sus paisanos malayos como Marcelo Hilario del Pilar, Panganiban, López Jaena, Lete, primero en Madrid y luego en Barcelona. El ideario de la publicación era el siguiente: * que Filipinas fuera una provincia de España, y no una colonia (razón por la cual es también considerado por algunos como héroe nacional español, habiendo en España varias calles con su nombre). * que Filipinas obtuviese, por tanto, representación parlamentaria en las Cortes Generales; * que las parroquias regentadas por sacerdotes españoles fuesen gradualmente cedidas al clero nativo; * que se concediese a la gente de Filipinas libertad de reunión y de expresión; * que se estableciese la igualdad legal entre la población malaya y los españoles. De haberse llevado a cabo tal programa, las obras de Rizal (en especial sus dos novelas, Noli me tangere y El filibusterismo) hubieran podido publicarse en Filipinas, pero las autoridades de las islas intuyeron que tales reformas comprometerían los privilegios de los colonos españoles. Por tal razón, vuelto a Manila en 1892 se le acusó de subversión por la fundación de un movimiento cívico llamado Liga Filipina, condenándosele a exilio temporal en Dapitan, Mindanao. En el lugar de su exilio, Rizal fundó una escuela y un hospital. Mientras tanto, en 1896, el Katipunan, una sociedad clandestina abiertamente independentista, inició una revolución inspirada en ciertas frases patrióticas sacadas de las novelas de Rizal. El joven doctor, que para redimirse de su exilio había obtenido del gobierno español una plaza de médico de campaña en Cuba (entonces también insurrecta), fue arrestado a bordo de la nave que le llevaba a España. Devuelto a Filipinas, se le acusaba de haber instigado la revuelta separatista. Muerte Por instigación de las órdenes religiosas (es decir, dominicos y franciscanos), Rizal fue esta vez acusado de asociación ilícita con otros revolucionarios. Convicto por sedición, fue condenado a ser fusilado en el paraje de Bagumbayan (ahora Parque de Rizal), dentro de Manila. En la víspera de su ejecución, escribió un poema titulado Mi último adiós, así como una carta a su íntimo amigo y colaborador alemán Ferdinand Blumentritt, en la que afirmaba Querido hermano, cuando recibas esta carta ya habré muerto; mañana a las 7 seré ejecutado, aunque no soy culpable de rebelión. En la madrugada del 31 de diciembre asistió a una misa con Josephine Braecken, una joven belga que había decidido acompañarle durante el tiempo que había durado su destierro, y con la que contrajo entonces matrimonio. Antes de su ejecución, pidió que no se le vendaran los ojos y que le fusilaran de frente; lo primero se le concedió, pero se le negó lo segundo, por considerársele traidor. Con todo, antes de los disparos Rizal se volvió hacia el frente; caía así, mostrando convicción en su propia rectitud. Rizal es miembro de la generación más señera de los grandes nacionalistas filipinos, junto con sus paisanos y compañeros Andrés Bonifacio y Emilio Aguinaldo. En la actualidad existe un monumento en el sitio donde Rizal cayó, modelado por el escultor suizo Richard Kissling, autor de la estatua de Guillermo Tell. En el monumento a Rizal se lee lo siguiente: Quiero mostrar a quienes privan a la gente el derecho del patriotismo que sí sabemos como sacrificarnos a nosotros mismos por nuestros deberes y principios. La muerte no importa cuando se muere por lo que se ama: la patria y los seres queridos."

Obras de este Autor 4 obras

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Finalizar

Compra rápido y seguro

Papyre en Facebook