Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información
A fuego lento

A fuego lento

Editorial: Grammata

Sello: Grammata

Colección: Biblioteca Grammata

DRM: No

Formato: EPUB

Programa de fidelidad Este eBook vale menos de 1€ y no genera puntos. Añada más eBooks a su carrito para obtener vales descuentos en sus futuras compras.


La obra maestra como narrador de Emilio Bobadilla es sin duda A fuego lento, Barcelona, 1903, un roman à clef fundado en experiencias autobiográficas. Su primera parte transcurre en algún lugar caribeño que bajo el despectivo nombre de Ganga oculta en realidad la ciudad colombiana de Barranquilla, donde Emilio Bobadilla residiera algunos meses de 1898 y de donde salió peleado con todo el mundillo literario. Su posterior expulsión del país por el presidente José Manuel Marroquín (1827-1908) no contribuyó precisamente a apaciguar su ánimo, de ahí que respondiera a los ataques como mejor sabía: escribiendo. El cuadro que traza es esperpéntico y Bobadilla, enrolado en el positivismo naturalista, no desperdicia la ocasión para resaltar irónicamente todo lo que ve. A fin del siglo XIX Barranquilla había pasado a ser vertiginosamente de un pobre asentamiento ribereño a puerto principal de Colombia. Pese al analfabetismo, las revoluciones y el ir y venir de las facciones políticas, para los exaltados locales merecía calificativos altisonantes como "La Nueva York de Colombia", "La Nueva Barcelona", "La Nueva Alejandría". Tenía varios cines, e incluso las compañías de ópera italianas y las de teatro españolas se presentaban allí antes de emprender giras al interior del país. A ese lugar azotado por aguaceros prodigiosos y pegajosos calores tropicales llega el doctor Eustaquio Baranda, un exiliado dominicano que ha estudiado medicina en París. Como proviene de una civilización refinada resulta atractivo para las notabilidades locales, las mismas que no tardan en buscar su caída despechadas por su aparente frialdad y por el hecho de que el doctor ha conquistado los favores de Alicia, una atractiva y sensual mestiza apetecida por uno de los prohombres lugareños. Esta circunstancia lo obliga a volverse a París –con Alicia–, donde transcurren la segunda y tercera parte. Allí los excesos tropicales se transforman en explosiones ocultas: el apetito social de Alicia –exaltado por el dinero y las joyas y bajo la influencia provinciana y de mal gusto de los antiguos conocidos de Ganga, también emigrados a París– frustran el deseo del doctor de ser un parisino más, lo que termina por enfermarlo y provocar su muerte a pesar de la presencia balsámica de "la otra", una francesa fina, culta, delicada y distinguida a la que el doctor Baranda renuncia por no tener el valor de separarse de Alicia. Así muere "a fuego lento", y de ahí el título de la novela.
a fuego lento bueno
a fuego lento A fuego lento Sin Definir, Sin Definir

Solo usuarios registrados pueden escribir un nuevo comentario

Cargando

A fuego lento

Editorial
Grammata
Materias
Literatura Y Estudios Literarios | Literatura: Historia Y Crítica
Idioma
Español
F. Publicación
ISBN
DRM
No
Páginas
Formato
EPUB
Colección
Biblioteca Grammata
Tamaño
656074 B
Sello
Grammata
Cargando

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Finalizar

Novedades en tu e-mail
Compra rápido y seguro

Papyre en Facebook