Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información
El Advenimiento

El Advenimiento

Editorial: Aebius

Sello: Aebius

Colección:  

DRM: Si

Formato: PDF

Programa de fidelidad Al comprar este eBook obtendrá 6 puntos, que equivalen a 0,30 € para futuras compras en grammata.es


Querido lector: es imposible vivir en este planeta sin notar que hay un conflicto a nuestro derredor y mucho menos que afecta nuestras vidas para bien o para mal.
Es evidente también que Jesús en su primera venida a este mundo cambió su historia. El que todos hayan aceptado el antes y después de Cristo para los datos históricos es una prueba fehaciente e indubitable de que Él existió, sus palabras siguen cambiando la vida de este planeta, sus predicciones se han cumplido todas a cabalidad, su perdón se ha sentido en muchos corazones y su intervención en los hechos cotidianos es indiscutible. Pero hay un evento que Él no sólo predijo sino que lo prometió, con la certeza de Juan 14:1-3 “No se turbe vuestro corazón: creéis en Dios, creed también en mi. En la casa de mi padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.
Existe una línea del tiempo oculta en la Biblia. Se encuentra atada a las profecías más significativas, al santuario terrenal y al celestial y nos da la seguridad de que nuestro Dios la dejó para salvaguardar el tiempo de su venida sin que sufriera alteraciones con la intervención humana, entregando anticipadamente los intervalos de tiempo a sus siervos los profetas cada vez que lo creía conveniente, anunciando el tiempo y el evento y supervisando su cumplimiento. Hasta llegar a la porción de la Biblia que tiene título propio: “El señor vendrá”, 2ª de Pedro capítulo 3, que en sus versos 5 y 7 respectivamente dice que los cielos y la tierra fueron hechos por la palabra de Dios y que están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego y la perdición perpetua; y en su verso 8 dice: “No ignoréis esto, para con Dios, un día es como mil años y mil años como un día”, como dando a entender que la palabra que los hizo en seis días es la misma que los está reservando y guardando por seis mil años, tomando cada día como de mil años. Este intervalo de tiempo nos muestra que este periodo pertenece a un plan maestro configurado por nuestro creador como término auto exigido para acabar con el pecado y la muerte como su consecuencia más fiel. Este lapso incluye la paciencia a la que se refiere el verso 9 de este mismo capítulo, “El Señor no retarda su promesa… sino que es paciente con nosotros, no queriendo que ninguno perezca sino que todos procedamos al arrepentimiento”.
Espero en el Señor que al leer este libro lo hagas con la responsabilidad y la actitud Bereana que requiere este tema tan delicado y tengas una Biblia a la mano para comprobar cada cita con la ayuda del Espíritu Santo; pero sobre todo la intención de terminar de leerlo. Y como la esposa de Apocalipsis 22:17 digas “Ven, ven, Señor Jesús” “Te hemos esperado y tu nos salvaras” (Isaías 25:9) y en el libro Conflicto de los siglos de Helen White, página 702 1er. párrafo.

Sin comentarios

Solo usuarios registrados pueden escribir un nuevo comentario

Cargando

El Advenimiento

Editorial
Aebius
Materias
Humanidades | Religión Y Creencias
Idioma
Español
F. Publicación
ISBN
9788415209874
DRM
Si
Páginas
Formato
PDF
Colección
Tamaño
6.11 Mbytes
Sello
Aebius
Cargando

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Finalizar

Novedades en tu e-mail
Compra rápido y seguro

Papyre en Facebook